ARTÍCULOS — Marca personal

El futuro se construye en el presente

¿Qué estás haciendo hoy para poder vivir mañana como realmente te gustaría? ¿Te lo planteas de vez en cuando? ¿Eres consciente de que el futuro se construye en el presente?

Y escribo este texto desde la preocupación de ver situaciones, pensamientos y actitudes de diferentes personas las cuales me llaman poderosamente la atención.

Pensamos que en el futuro vendrá un toque mágico, una varita o un golpe de suerte y nos dará, de un día para otro, la vida que deseamos, el sueldo que queremos, el trabajo que soñamos y las relaciones que anhelamos. Ayyy, somos realmente ilusos e infantiles por momentos. Vivimos en el mundo de Disney porque es más fácil tan solo divagar que ponerse a hacer lo que uno realmente debería para construir su futuro.

Las personas pasivas que piensan de esta manera son personas que se quedarán estancadas sin progresar y moviéndose dentro de la rueda del hamster que promueve el sistema. Los trenes se agarran yendo a la estación y bajando al andén, no quedándose en casa y en el pensamiento ‘waltdisneyesco’.

Dime qué haces y te diré tu futuro

Mirando la vida de una persona durante una semana completa puedo, con un porcentaje de acierto tremendamente alto, saber dónde estará en 1, 5 o 10 años. Y no porque sea adivino, ni mucho menos, sino porque los hábitos, la mentalidad, la claridad, el deseo, el compromiso y el alma de esa persona hablan constantemente.

El deseo está muy bien, es necesario y es el punto de partida de toda transformación, pero por sí mismo no origina ningún tipo de cambio. Sin embargo, comprometerse, antes o después, genera transformaciones reales.

Soñar algo y no hacer nada al respecto te debilita, destroza tu autoestima. En cambio, desear algo y comprometerte a lograrlo te empodera y te fortalece. Y lo digo, como siempre, por experiencia personal.

Deja de pensar y ponte en acción

Si quieres vivir de una manera determinada en unos años, tienes que empezar a acercarte a ese objetivo hoy mismo. Si quieres dedicarte a un trabajo en concreto en un futuro, debes empezar a crearlo ya mismo. No esperes un solo día más, que si no irás algo tarde y la vida pasa rápido.

Como conclusión, la riqueza, el progreso y la consecución de objetivos no responde a un simple sueño Mr. Wonderfulesco (con todo el cariño para esta marca), sino a planes definidos, apoyados por deseos muy concretos y trabajados a través de una constante formación, perseverancia y abundancia mental.

No leas más, ponte a actuar.